Cómo tomar medidas para un armario personalizado

Un primer paso que debemos hacer antes de solicitar un presupuesto para nuestro futuro armario o vestidor a medida es proporcionar a su diseñador algunas medidas.

No tienen que ser perfectas. De hecho, para un primer contacto, su diseñador necesitará únicamente medidas de las paredes y techos para comenzar el proceso. Ellos le guiarán en el resto.

Preparación de las medidas del armario para su diseño

El primer paso para diseñar un armario es medir el hueco en el que se instalará el armario. Es muy fácil de hacer si se sigue la guía siguiente paso a paso a paso. Las únicas herramientas que necesitas son un bolígrafo o un lápiz, una cinta métrica y una hoja donde plasmaremos el cálculo de medidas.

Altura del techo

– Empiece sacando la cinta y cree un pliegue de manera que el lado numerado de la cinta quede en el interior del pliegue.
– Coloca el extremo de 1 cm de la cinta métrica en el suelo y písalo para que se mantenga en su sitio.
– Sujeta la cinta con una mano y mueve la cinta métrica hacia arriba hasta que la parte superior del pliegue toque el techo.
– Sujeta la cinta métrica y llévala hacia abajo hasta que veas el número del pliegue.
– Escriba el número en la hoja de cálculo de medidas como la altura.

Altura de la moldura

– La moldura es la pequeña pared que cuelga del techo en la parte delantera del armario. Si hay puertas en el armario, el carril de las puertas está fijado a la parte inferior de la moldura. – Mida la apertura de la puerta.
– Mida desde el suelo hasta la parte inferior de la moldura. No incluya el riel de las puertas.
– Escriba el número en la hoja de cálculo de medidas como altura de la moldura.

Anchura

– La anchura del armario es la medida de lado a lado de la pared trasera del armario.
– Mida la anchura de la pared.
– Escriba el número en la hoja de cálculo de medidas como la anchura.

Profundidad

– La profundidad del armario es la medida de las paredes laterales del mismo.
– La profundidad típica de un armario de pared es de unos 60 centímetros.
– La profundidad de un vestidor puede ser cualquier medida y puede ser mayor que la anchura.
– Coloque el borde metálico en la pared trasera y extienda la cinta hasta la parte delantera del armario.
– Escriba el número en la hoja de cálculo de medidas como la profundidad.

Paredes de retorno

– Las paredes de retorno son las «paredes de ala» de la parte delantera del armario.
– Colóquese en la puerta mirando hacia el interior del armario. La pared de retorno izquierda está a su izquierda y la pared de retorno derecha está a su derecha.
– Es habitual que las paredes de retorno no sean iguales, así que mida cada una por separado.
– Mida desde la pared principal del armario a la izquierda hasta el final de la pared de retorno izquierda.
– Escriba el número en la hoja de cálculo de medidas como la pared de retorno izquierda.
– Mida desde la pared principal del armario a la izquierda hasta el final de la pared de retorno derecha.
– Escriba el número en la hoja de cálculo de medidas como la pared de retorno derecha.

Obstrucciones

– Observe las paredes de los armarios y anote todo lo que no se pueda quitar y que tendríamos que asegurarnos de no cubrirlo con un armario.
– Ejemplos de obstrucciones son los dispositivos de iluminación, los interruptores de la luz, los enchufes, las ventanas, las cajas fuertes de la pared, cajas de alarma, tuberías, cables, vigas, etc.
– Enumere los obstáculos en la hoja de cálculo de medidas y su diseñador le hará preguntas durante su consulta.

Si el armario no es un rectángulo o hay varias alturas, puede consultárselo al diseñador para que le guie a la hora de tomar medidas.

Estamos aquí para ayudarle a conseguir el armario de sus sueños y le animamos a que se ponga en contacto con todas sus preguntas y dudas.

Por último, le dejamos la hora de cálculo de medidas para que se la pueda descargar.

como tomar medidas para un armario personalizado

Medidas de un armario empotrado

Medir correctamente el espacio disponible para un armario empotrado es esencial para lograr un diseño funcional y estético. Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano una cinta métrica, un nivel, una libreta y un lápiz para anotar todas las medidas con precisión. Empieza midiendo la altura desde el suelo hasta el techo en diferentes puntos, ya que las irregularidades en la construcción pueden provocar variaciones. Anota la menor de las mediciones, pues es la que determinará la altura máxima del armario.

Después de medir la altura, es momento de enfocarse en la anchura del espacio. Mide la anchura en la parte superior e inferior y en varios puntos intermedios. Utiliza la medida más pequeña para asegurarte de que el armario empotrado encajará en el espacio más estrecho, evitando problemas durante la instalación. Recuerda verificar que las paredes sean paralelas; cualquier desviación puede requerir ajustes en el diseño del armario.

La profundidad es otro factor crítico y a menudo se pasa por alto. Mide desde la pared del fondo hasta donde quieres que termine el frente del armario. Considera la profundidad de las prendas que vas a colgar y el espacio necesario para que las puertas se abran y cierren cómodamente. No olvides dejar unos centímetros adicionales para la circulación del aire y para evitar que la ropa roce contra las puertas.

Además de las dimensiones básicas, presta atención a los elementos existentes como enchufes, interruptores, registros de ventilación o molduras. Estos no deben quedar obstruidos por el armario empotrado y pueden requerir modificaciones en el diseño. Si no estás seguro de cómo manejar estos elementos, considera la posibilidad de consultar a un profesional para evitar problemas futuros.

Finalmente, piensa en la distribución interna del armario empotrado. Planifica el espacio para colgar, estantes y cajones, tomando en cuenta las medidas de los objetos que almacenarás. Esto te ayudará a personalizar el armario para que se ajuste a tus necesidades y maximizar el uso del espacio. Asegúrate de comunicar todas estas medidas y requerimientos al fabricante o carpintero para que el resultado final sea exactamente como lo imaginaste.

Profundidad de un armario empotrado

Al diseñar un armario empotrado, la profundidad es un factor clave que no debe pasarse por alto. Esta medida determinará la capacidad del armario para almacenar prendas de manera cómoda y accesible. Una profundidad estándar que se considera adecuada para la mayoría de las necesidades es de aproximadamente 60 centímetros. Esta dimensión permite colgar camisas, chaquetas y pantalones sin que sobresalgan o se arruguen. Sin embargo, cada persona debe evaluar sus prendas más voluminosas para asegurarse de que la profundidad del armario las acomodará adecuadamente.

En el caso de que el espacio sea limitado, se puede optar por una profundidad mínima de unos 45 centímetros. Esta medida es suficiente para almacenar ropa doblada y algunos tipos de perchas más delgadas. Pero es importante tener en cuenta que con esta profundidad reducida, no todas las prendas colgadas cabrán perfectamente. Por lo tanto, medir las prendas más grandes antes de decidir la profundidad es un paso crucial para evitar inconvenientes futuros.

Para quienes desean un espacio extra, ampliar la profundidad a unos 70 centímetros o más puede ser la solución ideal. Esta profundidad adicional es perfecta para albergar abrigos pesados o vestidos largos, evitando que se rocen o se aplasten. Además, permite la posibilidad de agregar accesorios como cajones o estantes extraíbles, incrementando la funcionalidad del armario. La clave está en equilibrar el espacio disponible en la habitación con la profundidad deseada para el armario.

Es esencial también considerar la ergonomía y accesibilidad. Un armario demasiado profundo puede resultar incómodo para alcanzar prendas o artículos que quedan en el fondo. Asegúrate de que la distribución interna del armario permita un fácil acceso a todo lo que almacenes. Para ello, se pueden incorporar soluciones de almacenamiento inteligente como barras de colgar extensibles o sistemas de organización que aprovechen la profundidad de forma efectiva.

Finalmente, al tomar las medidas para un armario personalizado, no olvides dejar un margen de maniobra. Este espacio adicional servirá para ajustar el armario durante la instalación y para asegurar una ventilación adecuada de las prendas. Una buena circulación de aire previene la humedad y el olor a encierro, manteniendo tu ropa en óptimas condiciones. Al decidir la profundidad de tu armario, piensa en el largo plazo y en cómo tus necesidades de almacenamiento pueden cambiar con el tiempo.

Deja un comentario